Siempre me gusto estudiar. Si el tema me gustaba mas que estudiar era leer algo interesante y lo hacía con gusto (de todas maneras creo que hasta la universidad no me topé con temas que YO quisiera estudiar).

Ahora… en silencio. No soportaba radios prendidas, o televisión. Barullo alrededor mío me desconcentraba. Lo cual hacía difícil que mi hermano y yo pudieramos estudiar a la vez porque él lo podía hacer con música y una fiesta alrededor.

Hoy en día descubro que me concentro mejor cuando tengo que dibujar, teniendo algo de fondo. Claro que las cosas cambian… leer filosofía con ruido alrededor es medio complicado. Dibujar con un poco de música es hasta ameno.

Pero lo que hoy me ayuda mas a concentrarme, he descubierto en éstos años, es tener tenis de fondo. Si. Tenis. No necesito mirarlo, es tenerlo… escucharlo. Soy tremendamente productiva con un partido de tenis de fondo. No me importa cual. No se si el ruido rítmico de la pelotita o la repetición del “quincecero”, “quinceiguales”, “treintaiguales” que me ayuda tambien a concentrarme.

tenisx1000.jpg

La cuestión es que si tengo que trabajar con la digitalización de ilustraciones, busco algun torneo online. Enero estuvo difícil porque no hubo nada, solo al final el Australian Open, pero ahora de a poco empiezan todos los Grand Slam. No me se todos los torneos porque me gusta mirar, pero nunca jugué. No es que soy fanática y me conozco todo, aunque de a poco me estoy acostumbrando a escuchar nombres sobretodo del top 10 o top 20. Después ni me pregunten…

Pero bueno, aca estamos, dibujando para un cliente y mirando la primera serie de la Copa Davis entre Argentina e Italia. #vamosargentina

*Perdimos. buuuuuuuaaaa….

 

Advertisements